lunes, 2 de abril de 2012

Crónica Marató Barcelona 2012 (por Barceruel)

Esta es la crónica de una maratón que, en principio, no tenía que haber corrido. Renuncié a ella cuando programé una cirugía de varices en el mes de Enero, que me impedía prepararla con ningún objetivo de tiempo.

En la convalescencia, leí que Maria, la compañera de CoRReDoRS.CaT que se encarga del convenio de guias de la ONCE, iba como loca buscando a alguien para acompañar a un corredor en la Maratón de Barcelona, con un objetivo de 4 horas. No me lo pensé demasiado. Me pudieron las ganas de volver a vivir el ambiente que solo se vive en esta carrera. Ni siquiera lo comenté con Chute, el mister. Total, era un ritmo más de un minuto por encima del mio y en teoria no debía tener problemas. Aunque lo cierto es que tampoco sería tan facil.

Tocó hacer un plan de maratón de 7 semanas, en el que se incluian “liebreadas oficiales” en la Media de Gavá y la Maratest a ritmos de 4h, y guiar a Jaume Bajo (otro crack de la ONCE) en la Media de Barcelona. Y dos tiradas de 25k más, con Jumper (que debutaba y se preparó siguiendo mis consejos) y mi inseparable compañero de entrenamientos, Fiber. Ciertamente, me encontré muy bien y solo tenia las dudas de qué pasaría a partir del k30, corriendo a un ritmo (y utilizando unos musculos) que no son los habituales… Incluso tuve un “subidón” de confianza el domingo anterior, volviendo a bajar de los 40’ en 10000 en Sant Boi.

El sábado conocí a Alberto, mi guiado, un catalán afincado en Sevilla desde hace muchos años. Es ciego total por lo que, además de acompañarle, esta vez tendría que irle “cantando” los obstáculos que nos fueramos encontrando. Habíamos intercambiado muchos mails, y sabia que habia tenido problemas durante la preparación que le hacían llegar muy justo de kms al gran dia. Incluso se tuvo que retirar en el k25 de la Maratón de Sevilla, que hacía como entrenamiento. De lo que si que iba a tope era de ilusión. Era su tercera maratón, pero era la primera en la que podría correr lo que le dieran de si las piernas. En las 2 anteriores, tuvo que caminar muchos kms porque petaron… los guias! Así que partiendo de una irreal marca de 4h51, teniamos el objetivo de bajar de 4h o, al menos, 4h15 sin caminar. También llegaba a tope de moral, después de haber revalidado la semana anterior el título andaluz de carreras de montaña.

Hicimos la Breakfast Run a modo de conocimiento mutuo. Aproveché para pedirle permiso para “twittear” en directo nuestra maratón, a lo que accedió sin problemas.

Madrugón y llegada a las instalaciones de la ONCE en la Calle Sepulveda. Vestuarios de lujo a 300 metros de la salida. Nos cambiamos junto a Krlos y Jaume Bajo y fuimos hacia el primer cajón de salida, que es el que nos correspondía por motivos de seguridad.


Ambientazo brutal y salida acompañados de Freddie Mercury, Montserrat Caballé, y 19500 corredores más.



Nos adelanta hasta el apuntador, a pesar de ir rápido (sobre 5’/km), y podemos ir animando a todos los compañeros que nos avanzan. Alberto alucina con la cantidad de gente que nos va saludando, aunque ya le he hablado de lo que significa correr con la camiseta de corredors en Barcelona.



Sabemos que debemos regular, pero no hay forma de frenar. En la Diagonal nos avanza mi hermano Salva, que acompaña a unos amigos debutantes (esa afición debe ser genética…)



Soy consciente de que nos estamos jugando una petada bestial a partir del k30, pero Alberto no para de repetir que se encuentra muy bien y que está disfrutando muchisimo. La maratón es suya y la estrategia también debe serlo.



Ritmo rápido y amigos que continuan avanzandonos. Es lo que tiene salir desde primera linea…



Pasamos por las zonas donde estan las “clacas” Correcat y Red Runners y son momentos de subidón. Y zonas como el paso por Les Arenes, donde hay muchisima gente, pero todos atentos a encontrar a los suyos. Aquí soy yo el que va gritando y animando al público, que responde de forma inmediata.




Los kms que faltan hasta llegar a la Media Maratón, aquellos que corres sin problemas pero que luego te pasan factura, los seguimos haciendo más rapido de lo que toca. Sobretodo el paso por la Calle Valencia, donde espera la hermana de Alberto. En la Meridiana le comento que pasaremos la media sobre 1h55-56 y me dice que, si es así, será su mejor marca. Miedo…



Nos siguen avanzando amigos, todos con muy buena cara. No debería ser de otra forma en el k22…



Bajando por Prim, Alberto me comenta que ya no va tan suelto. Yo también me noto muy cargado de cuadriceps, aunque sin problemas para seguir adelante. Los avituallamientos, momento conflictivo, los hacemos con ayuda del corredor que en ese momento pase a mi lado. Colaboración total en absolutamente todos los puntos. Así es muy facil hacer de guia…



En el tramo final de subida de la Diagonal y, especialmente en la bajada, las piernas de Alberto empiezan a llegar a su límite. El ritmo va bajando de forma considerable, pero en ningun momento se plantea parar. Volvemos a pasar por la zona de animadores RedRunners, pero ahora ya solo lo disfruto yo. Está claro que los excesos del principio nos están pasando factura, pero ahora ya no tiene remedio. Objetivo: No caminar.



Como si estuviera escrito, el paso por el Front Maritim, el “Mur”, coincide con sus peores momentos. Más gente que en otras ediciones en esa zona. Yo, aprovechándome en positivo de su discapacidad, voy indicando al público el dorsal de Alberto para que le anime.

También es una zona de peligro. Mucha gente que cruza de Poblenou a la playa. En un momento dado, una señora decide cruzar empujando el triciclo de su hijo justo delante nuestro, y nos va de un pelo evitar la caida. No será la última vez, pero si la más peligrosa. Me sale un “ole tú” de las entrañas…



El ritmo ha caido por debajo de 6’30’’, aunque no nos preocupa. El objetivo ha cambiado. Alberto respira con más dificultad y ahora es el que que me frena a mi tirando de la cuerda que nos une.



Primer momento en que me emociono. Cruzar el Arc de Triomf siempre me ha parecido la señal inequivoca de que el Finisher está asegurado.



A partir de allí los kms se cuentan hacia atrás, las referencias son próximas… y llega el Avituallament Correcat!!!





El ambiente y las sensaciones no se pueden explicar con palabras. Es el único avituallamiento en el que no cojo agua. Pau, el ex-presi, corre tras de mi para darme la VollDamm. Me gustaría poder estar allí más tiempo, disfrutar de esos momentos este año que puedo. Pero sé que si paramos, luego Alberto lo tendrá dificil para poder arrancar de nuevo. Asi que, dirección Plaça de Sant Jaume!



Creo que él tambien esta cada vez más convencido de que conseguiremos el Plan B. Yo le animo todo lo que puedo. Le digo, con toda sinceridad, que le admiro un montón. Y no solo por correr con su discapacidad, sino por tener las narices de “petar” en el k30 y estar subiendo el Paralelo 20” más rápido que el paso por el muro. Un crack. También le voy leyendo las respuestas que me llegan via twitter y que le mandan mis “followers”. Toda la subida con las emociones a tope. Y al fondo se vé ya la Plaça Espanya…



Cruzamos el k42, voy ya con el subidón en modo ON, Alberto me frena porque va al límite. Saludo a Waterpoler y por megafonía se oye “Aquí arriba Barceruel de corredors.cat, y el corredor al que fa de guia”. “Hasta el speaker te conoce?” me pregunta… jajajaja

Cruzamos la meta. 4h07’56’’ de mi fore (4h07’59’’ oficial). Ahora es él el que también se emociona. Y me da las gracias. Y yo también a él. Yo le he ayudado, pero él a mi también me ha dado mucho. Una lección de pundonor, de superación, de coraje… y una experiencia que recordaré siempre. Muchisimas gracias Alberto!!!



Próxima maratón: Nocturna de Bilbao, el 20 de octubre a las 20h. El lugar, el dia y la hora escogidos para intentar por primera vez bajar de las 3 horas en una maratón. Un reto importante que podré preparar y compartir con la gente del GPT&F de Corredors.cat. Y que os volveré a explicar a los que tengais interés.


Ficha de la Cursa

10 comentarios:

Romana dijo...

como siempre, emoción a tope ! por todo lo que haces, por cómo lo haces y por compartirlo con nosotros. Gracias Víctor, hasta la próxima, y la próxima y la próxima !
un abrazo

Fran dijo...

emocion sobre zapatillas y generosidad Runner a partes iguales, Momentazo Voll-Damm! Mi reto maratoniano de este año (uno de los que barajo) la nocturna de Bilbao!! Enhorabuena

Born2run dijo...

Que gran ets Victor, com a runner i el més important com a persona.
Un plaer correr i compartir social running amb tú.

Salut i kilómetres

Àngel B. dijo...

Molt emocionat llegint la teva crónica... felicitats a tots dos, per superar el repte!!!

Salut i kms.!

Una abraçada,

Àngel

Miquel_RM dijo...

Ha estat molt emocionant llegir aquesta crònica.

Moltes felicitats Alberto i Víctor per fer-la única!! Espero llegir moltes més d'aquestes, cracks

elparticula dijo...

Una crónica espectacular!! Os mereceis unas bravas pagadas por ese pedazo de carrera!!!

Pancho dijo...

felicidades por esa gran experiencia y por esa estupenda crónica!

Un saludo y te sigo

Rosa Lizandra dijo...

M'ha agradat molt llegir la crònica des de la perspectiva del guia d'una corredor invident. Que emocionant i que interessant. Que bé tenir l'oportunitat d'aprendre coses noves. Que gran per tots dos fer una cosa així. Gràcies per compartir-ho.

David dijo...

Maravillosa crónica y una gran, grandísima carrera: ya me contarás el secreto para poder estar pendiente (y comprender) las evoluciones de otra persona, mantener un ritmo vivo, animar a la gente y encima twitearlo en directo, eso es como hacer cuatro maratones en una. Felicidades!

Víctor Millán dijo...

Ualaaaaa!!!!
No habia visto aun estos comentarios de la crónica!!!
De verdad que tampoco es tan complicado hacer lo que hice. Pensad que mi MMP en maratón (parandome 6 veces a estirar) es 1'15''/km más rapida que la media que salió en esta Maratón de Barcelona. Haced los calculos con vuestras marcas y vereis que, en el fondo, era un paseo de 42kms (que me dejó bien "jodido" varios dias, y creo que precisamente por ir a un ritmo no habitual).
Lo de animar me sale de forma natural. Puedo ir ahogado, a 180ppm, y voy saludando y gritando a los compañeros. No lo puedo evitar.
Y lo de twittear... pues una mano para Alberto y la otra en el movil. Usé malla corta con bolsillo de cremallera para poder guardarlo sin riesgo de perderlo. Y sacarlo, desbloquearlo y twittear con una mano creo que lo hacemos todos, no? ;)
Muchisimas gracias a todos/as. Añadiré estos comentarios a un .doc que le estoy haciendo a Alberto. Seguro que le hará lusión leerlos.

Publicar un comentario